Barcelona Cultura

75-500

Volver al listado

  • Fotografía: Estudio Rafael Vargas

Nombre del objeto bicicleta
Título/ nombre propio 75-500
Autores / Participantes Oficina tècnica BH / dissenyador
Beistegui Hermanos, SA / entitat productora / Vitòria, Àlaba: 1965 - c.1974
Lugar de ejecución Vitoria-Gasteiz
Datación 1965
Medidas 105 x 57.5 x 150 cm
Material acero
caucho
metacrilat de metil
poliestireno
Forma de ingreso donación
Fuente de ingreso París Tomàs, Serra
Fecha de ingreso 23
Número de registro MADB 136294

Descripción

Se trata de una bicicleta de paseo plegable, formada por un cuadro de acero dividido en dos partes y articulado por una bisagra que admite dos posiciones: abierta o cerrada cuando se pone el pasador. También tiene un manillar en forma de U y guardabarros, todos cromados. El asiento, unas ruedas de radios, una luz con dinamo, una mancha y un portapaquetes terminan de configurar su imagen.

Los primeros modelos de bicicleta plegable de Beistegui Hermanos (BH) datan de principios de la década de los sesenta y fueron diseñados por José A. Garsón, de la oficina técnica de la empresa. Esta tipología supuso una gran innovación, ya que permitía poner la bicicleta dentro de un maletero y transportarla a cualquier parte. Por otro lado, era más cómoda y fácil de manejar que otros modelos anteriores. En cuanto al modelo que se encuentra en la colección del museo, es una actualización de la versión original hecha por Manuel Varela, también de la oficina técnica de BH. No introduce ninguna innovación formal ni tecnológica, ya que presenta el mismo aspecto característico del resto de bicicletas BH, pero con la posibilidad de plegarla. Esto, en plena efervescencia del seiscientos y las vacaciones en la costa, representa una gran ventaja respecto de la bicicleta tradicional. Acompañando la mítica imagen del seiscientos cargado de personas y de paquetes, está la BH plegable. En cuanto a versiones anteriores, esta bicicleta incorpora una serie de mejoras, como la colocación de la luz delantera sobre el guardabarros y de una mancha en la parte trasera o un portapaquetes más seguro.
La empresa BH ya había experimentado diversas formas de articular la bicicleta, pero la simplicidad del sistema de 75-500 acentúa la funcionalidad. La bicicleta se pliega cuando se saca la llave-pasador situada en el cuadro de acero que sirve de punto de unión a los dos cuerpos de la bicicleta. Esto permite que lo haga cualquier persona en cualquier lugar, sin necesidad de ninguna herramienta accesoria. El mensaje claro de BH, que transformaba la bicicleta de siempre para que nadie tuviese que renunciar a ella y se la pudiese llevar adónde quisiera (no era plegable para guardarla en el mínimo espacio, sino para transportarla en coche), hizo que tuviese un considerable éxito de ventas y popularizó la fábrica BH, que pasó de fabricar entre veinte y veinticinco unidades diarias en las primeras producciones a seiscientas o setecientas bicicletas al día dos años más tarde. Por otro lado, este sistema de plegamiento abarataba costes de producción respecto a otros modelos anteriores.
Por toda Europa surgieron en aquel momento diseños similares, si bien partiendo de soluciones técnicas diferentes. En Inglaterra, uno de los miembros del equipo diseñador de los coches Mini desarrolló una bicicleta plegable por diversos puntos, pero de pequeñas dimensiones, para trayectos cortos, etc. En Alemania se creó una bicicleta que se plegaba al desmontar el cuadro de acero desencajando los tubos, que con cambios de sección se introducían unos dentro de otros.

La idea de la bicicleta plegable perdió fuerza cuando el mercado empezó a priorizar el buen comportamiento dinámico y la especialización según el tipo de uso que se haría de ella respecto de una idea práctica, acertada y efímera.

Oriol Suarez

Bibliografía

Fotografía: Estudio Rafael Vargas

Ajuntament de Barcelona